La gran aventura americana

The Band
The Band
Rock, folk-rock, 1970.


La amalgama de estilos de la música popular en la actualidad procede de la gran riqueza de ritmos y sonidos salidos de los Estados Unidos a lo largo de las primeras décadas del siglo XX. Blues, folk, country, rock'n roll, jazz y soul son el germen de todos los estilos que, desde la década de los 60, han ido configurando el desarrollo de la música.

Tras de un original, innovador e inspirador primer disco, 'Music fron big Pink', The Band, que seguía recluida en la casa de campo que fue su cuartel general para componer, grabar y huir de la vida arquetípica del rock'n roll, se lanzó a la preparación de su disco homónimo, el segundo de su discografía, que se convirtió en un monumento de homenaje a los estilos tradicionales norteamericanos.

Después de un lustro siendo banda de acompañamiento de artistas de la talla de Bob Dylan o Ronnie Hawkins, el grupo liderado por Robbie Robertson estaba de sobra preparado para abordar canciones de tan distinto pelaje como las que contiene este disco, composiciones que muestran el gran conocimiento del guitarrista canadiense de todos estos estilos y su intención de renovarlos y actualizarlos.

La intensa balada 'The night they drove old Dixie down' y el cadencioso 'Up on Cripple Creek' son los dos temas insignia de este disco, que contiene piezas de extrordinaria belleza, como el 'asoulado' 'When you awake', el tierno 'Whispering pines', el emocionante 'The unfaithful servant' o el folkie 'Rockin' chair'. Destacan otras canciones como 'Jemina surrender', un rock'n roll casi stoniano; 'Look out Cleveland' y 'Across the great divide', de corte casi funky, y el bluesero 'Rag mama rag'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada